Teniendo como marco la celebración cuaresmal de la visita de los Siete Templos, integrantes de la Agrupación de Mujeres Organizadas por los Ejecutados, Secuestrados y Desaparecidos de Nuevo León (AMORES), recorrieron las diferentes iglesias de la ciudad para pedir por sus familiares.

Juana Catalina Estala Lozano, coordinadora de dicha agrupación, detalló que el objetivo de la actividad fue con la intención de conmemorar la pasión de Cristo y de recordar a quienes tienen a sus familiares desaparecidos.

“La intención es la de visitar los siete templos para recordar la pasión de Cristo, y a la vez recordar, lo que nosotros las personas hemos sufrido al ir a denunciar la desaparición de nuestros hijos”, dijo Esthela Lozano.

“Mi hijo desapareció en Reynosa, entonces vengo aquí y me dicen; no, aquí no, porque fue allá, voy allá, pues no aquí no puedes porque hay mucha inseguridad”. Además, aseguró que al igual que las demás integrantes del grupo, no pierden la esperanza de encontrar con bien a sus seres queridos. “No perdemos la esperanza, que estamos con la esperanza de que algún día vamos a saber de ellos”.

Pese a los resultados obtenidos hasta el día de hoy, aun son muchos los casos sin respuesta: “Pues sí se han encontrado, pero desafortunadamente aún estamos muchas sin saber nada, es muy poco lo que se ha encontrado y falta mucho por encontrar”.

Con mantas y fotografías, el colectivo inició su recorrido en la Catedral Metropolitana y posteriormente se desplazaron a las iglesias; el Sagrado Corazón, Dulces Nombres, Del Roble, Dolores, Perpetuo Socorro y San José, poniendo en cada una de sus visitas en los escalones de las parroquias las fotografías de sus familiares, y dedicándoles una oración.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.