Grupos de la sociedad civil denunciarán ante la Organización de las Naciones Unidas, las agresiones sexuales cometidas por autoridades federales, estatales y municipales contra mujeres que enfrentan un proceso legal, con el fin principal de que acepten los delitos por los que se les acusa.

Un conjunto de más de 100 asociaciones elaboró el Informe Alternativo de las Organizaciones de la Sociedad Civil de México 2012-2019 que presentarán ante la ONU con un diagnóstico general sobre la tortura en el país; y harán énfasis en cómo los ataques sexuales se han convertido en una constante para las mujeres.

Esta semana, el Comité Contra la Tortura de la ONU informó que revisará el caso de México, mismo espacio que será aprovechado por las organizaciones para presentar el documento que está sustentado con cifras recopiladas a través de estudios de casos y defensoría; mismos que son la forma más cercana de dimensionar el fenómeno pues el Estado tiene déficit de datos oficiales.

De acuerdo con el informe, la tortura sexual incluye “violación, amenaza de cometer dicho acto, tocamiento y descargas eléctricas en pecho, glúteos o genitales y obligar a la víctima a realizar actos sexuales”; e indica que uno de los principales objetivos es obligar a las mujeres a inculparse o que lo haga alguien más.

En dicho informe participan Fundar, Equis Justicia para las Mujeres, Asistencia Legal por los Derechos Humanos, Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de Derechos Humanos, Colectivo Contra la Tortura y la Impunidad, y el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas, Centro Prodh, Centro de Derechos Humanos Tlachinollan, CIMAC noticias.

Organizaciones con más casos estudiados

Amnistía internacional, coautora del informe, ha registrado 72 casos de abuso sexual contra mujeres al momento de su detención y en las horas siguiente.

Entre los datos que presentó, está la proporción del Instituto Nacional de Estadística y Geografía que a través de la Encuesta Nacional de Población Privada de la Libertad (Enpol) 8 de cada 10 mujeres detenidas en México de 2009 a 2016, fueron víctimas de tortura sexual.

Asimismo, el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro (Centro Prodh) reveló que entre 2006 y 2015 hubo al menos 29 casos de tortura sexual observados por la misma asociación: en 11 la Policía Federal participó, 2 involucraron a la Sedena, Marina en 2 y los demás cometidos por policías municipales o estatales.

El Centro señaló que las víctimas fueron agredidas con descargas eléctricas en pechos y genitales, recibieron golpes, cortes y quemaduras, las amenazaron con violar a sus hijos o ser ejecutadas, y en ocasionaron 3 abortos.

El Comité de la Organización de las Naciones Unidas contra la Tortura informó que esta semana, jueves y viernes, se revisará todo lo relacionado con este tema en el contexto de México que podría derivar en recomendaciones al Estado mexicano.

Foto propiedad de: archivo/ Cuartoscuro