Cinco oficiales de Fuerza Civil fueron detenidos la madrugada de este domingo y puestos a disposición de la Fiscalía General de Justicia de Nuevo León por su presunta participación en los hechos donde un joven murió al caer del piso 14 de un edificio en el centro de Monterrey.

Otro oficial de la misma corporación es buscado por las autoridades, también por su presunta participación en la muerte de la persona, quien no había sido identificada.

Este sábado un joven falleció al caer del piso 14 del edificio Semillero Purísima, ubicado en la calle Matamoros, entre Villagrán y Villagómez, en hechos ocurridos alrededor de las 23:20 horas. En el lugar trascendió que al ahora occiso lo habían lanzado, y en el mismo sitio las autoridades detuvieron a tres personas.

Mediante un comunicado, Seguridad Pública del Estado, a la cual pertenece Fuerza Civil, dio a conocer la detención de los efectivos de la corporación, y lo dirige a la comunidad en general.

“En relación a los hechos ocurridos entre la noche de este sábado y las primeras horas del domingo donde una persona perdió la vida, la Secretaría de Seguridad Pública del Estado informa: durante las primeras horas de hoy (domingo), cinco elementos de la Institución Policial Estatal Fuerza Civil fueron detenidos y trasladados para ser puestos a disposición de la Fiscalía General de Justicia del Estado, y un sexto elemento es buscado para su detención.

Los elementos, se estableció, se encuentran bajo investigación por su presunta participación en estos hechos donde falleciera el joven.

La institución, señala, colabora y expresa su cabal compromiso con la autoridad investigadora para deslindar las responsabilidades que correspondan, fincar las responsabilidades pertinentes, y aplicar sobre los responsables todo el peso de la Ley.

Así mismo la Secretaría de Seguridad Pública condenó los hechos y expresó que fue un acto doloso, ilegal y fuera de todo orden, “los elementos actuaron sin ninguna orden superior durante estos lamentables eventos”.

La Secretaría, finaliza el mensaje, dará a conocer toda la información una vez que el Ministerio Público, y en su caso, el Poder Judicial, tomen las determinaciones conducentes. Hasta la tarde de este domingo el ahora occiso no ha sido identificado, es un joven de 20 a 25 años, de tez aperlada, complexión delgada, presentaba una herida en frente, escoriaciones en brazo derecho e izquierdo, y una herida en codo de brazo izquierdo. Al fallecido, que vestía playera color naranja y blanco, pantalón color negro, par de tenis color azul, cinto negro, se le encontró un tatuaje en el antebrazo izquierdo, con la leyenda EST 1992.