El director de Normatividad de Administración y Finanzas del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, Mario Zenteno, aseguró que el instituto podría llegar a la quiebra en julio.

Zenteno explicó que es por el aumento de pasivos, pues de 8 mil 294 millones de pesos en 2017 aumentaron a 18 mil 917 millones de pesos este año, lo que significa un incremento de 128.06 por ciento.

“Los abusos y corrupción han llevado a la institución a una quiebra financiera, vemos problemas para operar al mes de julio si no hay una ampliación presupuestal de (la Secretaría de) Hacienda; si no pagan los estados y las secretarías de Estado.”

En comparecencia con el Senado, el director dijo que han detectado sobreprecio de medicamentos de 125 por ciento hasta 1168 por ciento.

“Hay daño patrimonial ahí, y actuaremos conforme a la ley, porque no puede haber impunidad… No podemos permitir que se lleve al instituto a esta quiebra financiera. Y hay responsable de ello y, en su momento, lo haremos saber.”

El funcionario mencionó que el ISSSTE está operando mucha austeridad, ya que el año pasado pagaron mil millones por año de pasivo y todavía restan 6 mil millones.Con información de El Financiero, La Jornada y Reforma

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.