Tras privar de la libertad la madrugada de este martes a David Otlica Avilés, presidente municipal de Nahuatzen, Michoacán, su cuerpo fue hallado sin vida.

La agencia Quadratín reportó que el cuerpo de edil fue localizado en las inmediaciones de la localidad de Las Mesas, en el municipio de Coeneo.

De acuerdo con los reportes, este martes, el funcionario acudió a una reunión con comuneros de Sevina, con quienes se sigue el diálogo para la asignación de presupuesto directo.

Luego de ese encuentro, personal del Ayuntamiento lo acompañó hasta su domicilio particular, en la comunidad de San Isidro, de donde horas después irrumpieron sujetos armados y se lo llevaron.

Huellas de tortura

Familiares de Otlica Avilés denunciaron los hechos ante la Unidad Especializada Antisecuestros de la Fiscalía General del Estado y se investigaba si el secuestro era con fines económicos o se trata de una venganza.

El alcalde fue privado de la libertad alrededor de las 2:00 horas de este martes y horas más tarde lo localizaron con las manos y piernas atadas, así como amordazado y con huellas de tortura.

Comportamiento violento

De acuerdo con el portal Michoacán en Concreto, comuneros de Sevina habían tenido un comportamiento violento hacia el funcionario, e incluso pidieron que se le hiciera un juicio político pues lo acusaban de no entregar los recursos correspondientes para su administración por usos y costumbres.

Tras el secuestro, su esposa Christian responsabilizó al Consejo Ciudadano Indígena de la cabecera municipal.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.