Mediante un video y post en Instagram, la cantante Britney Spears dejó en claro que “se encuentra bien”.

Tras el crecimiento del hashtag #FreeBritney, creado por fans de la artista, preocupados por su bienestar y después de la respuesta en Twitter de su hermana Jamie Lynn Spears en donde desmiente las “teorías de su cautiverio”, Spears decidió publicar un anuncio en el que menciona que “Todo está bien”.


“Mi familia ha estado pasando por mucho estrés y ansiedad últimamente, así que solo necesitaba tiempo para lidiar. Pero no se preocupen, volveré muy pronto.”

El movimiento #FreeBritney inició después de darse a conocer sorprendentes acusaciones transmitidas en un episodio del podcast BritneysGram, dirigido por las comediantes Tess Barker y Barbara Gray.

El programa tiene una línea directa donde los fanáticos pueden llamar y dejar un correo de voz, y recibieron uno de un hombre no identificado en el que afirma haber trabajado como asistente legal en una oficina de abogados, relacionada con la tutela de Britney. Por medio del correo de voz, da una explicación diferente de por qué se canceló “Domination”, (el nuevo show en las Vegas) y afirma que Britney estaba en el centro de salud mental desde mediados de enero… contra su voluntad.

Barker y Gray mencionaron que investigaron a este individuo y lo llamaron una “fuente muy, muy creíble”.

“Lo que está sucediendo es inquietante por decir lo menos”, comienza el correo de voz. “Britney estaba en los ensayos de “Domination”. A Jamie Spears le llamó la atención que Britney no estaba tomando sus medicamentos según lo recetado. Le faltaban muchas dosis y estaba llena de no tomarlas. La llevaron al médico, el médico le dijo: “Está bien si no quieres estos medicamentos, te pondremos uno nuevo”.

Bajo la “Conservatorship”, Spears no puede tomar decisiones personales o financieras sin la aprobación de su padre.

Un co-conservador, el abogado Andrew M Wallet, presuntamente renunció a su cargo el 4 de marzo. Lo que ocasionó a los fans más preguntas acerca de lo que ha estado ocurriendo detrás.

Cabe destacar que otra situación que ha llamado la atención, es que la mamá de la artista, Lynne Spears, ha dado “Like” a varios comentarios en Instagram, en los que fans piden acabar con la tutela de su hija.

La artista ofreció más detalles en un “post” extendido, en el que declaró que las acusaciones “acaban de salirse de control”. Afirmó que su familia y su equipo habían recibido amenazas de muerte y que ella estaba “tratando de tomarme un momento para mí”.

Aseguró a los fanáticos que tenía el control y pidió privacidad. “Mi situación es única, pero prometo que haré lo mejor en este momento … Es posible que no sepan esto sobre mí, pero soy fuerte y defiendo lo que quiero”.

View this post on Instagram

I wanted to say hi, because things that are being said have just gotten out of control!!! Wow!!! There’s rumors, death threats to my family and my team, and just so many things crazy things being said. I am trying to take a moment for myself, but everything that’s happening is just making it harder for me. Don’t believe everything you read and hear. These fake emails everywhere were crafted by Sam Lutfi years ago… I did not write them. He was pretending to be me and communicating with my team with a fake email address. My situation is unique, but I promise I’m doing what’s best at this moment 🌸🌸🌸 You may not know this about me, but I am strong, and stand up for what I want! Your love and dedication is amazing, but what I need right now is a little bit of privacy to deal with all the hard things that life is throwing my way. If you could do that, I would be forever grateful. Love you ❤️❤️❤️

A post shared by Britney Spears (@britneyspears) on

Con información de breatheheavy.com y TheGuardian

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.