Las senadoras de Morena Laura María de Jesús Rodríguez Ramírez, conocida como Jesusa Ramírez, y Ana Lilia Rivera, prepararon de una manera diferente una iniciativa para apoyar la siembra del maíz nativo y evitar favorecer a empresas transnacionales.

Al anunciarla a la prensa, Rodríguez y Rivera estuvieron acompañadas por 16 personas disfrazadas de las figurillas que conforman la Ofrenda 4 de La Venta, unas esculturas encontradas en la capital olmeca.

“Actualmente México no consume todo el maíz que consumimos, pero con la ‘Cuarta Transformación’ esperamos lograrlo en pocos años. Los transgénicos… son tecnologías caducas que nos tratan de vender como avances científicos y no son más que inventos de las empresas depredadoras de siempre para apoderarse de esta gran creación cultural”, dijo Jesusa Ramírez.

Su propuesta es crear la Ley Federal para el Fomento y Protección del Maíz Nativo que busca: declarar el maíz nativo como Patrimonio Alimentario Nacional; fomentar su desarrollo sustentable; promover la productividad, competitividad y biodiversidad del maíz. Además, promover actividades a productores y establecer mecanismos respecto a la producción, comercialización, consumo y diversificación del maíz.

“Quisimos construir esta ofrenda tamaño natural para que recordemos que la herencia cultural de nuestros abuelos está viva y es admirada en el mundo entero.”

Jesusa explicó que las máscaras fueron hechas en el Centro de las Artes San Agustín Etla en Oaxaca con apoyo del artista Francisco Toledo y están fabricadas con papel de maíz.

Aunque a la fecha no se sabe cuál es el significado de la Ofrenda, la legisladora aseguró que arqueólogos coinciden que hay alusiones al maíz y a la fertilidad. “Yo considero que esta ofrenda celebra el hallazgo del maíz… que es una obra de arte”, dijo.

¿Qué es la  Ofrenda 4 de La Venta?

“Esta es una representación a tamaño humano de la maravillosa pieza conocida arqueológicamente como la Ofrenda 4 de La Venta, Tabasco… es uno de los legados artísticos más soberbios que los Olmecas forjaron para la humanidad”, dijo Jesusa.

Esta escultura fue encontrada por el arqueólogo mexicano Eduardo Contreras en el centro de la costa del Golfo en 1955, en el sitio olmeca de La Venta, Tabasco.

Está formada por 16 figurillas de individuos y seis estelas que no rebasan los 25 centímetros que, de acuerdo con investigaciones, representa un evento político-religioso de hace más de 3 mil años.

Incluso puedes apreciarla en el Museo de Antropología e Historia, la cual forma parte de la exposición de las culturas de la costa del Golfo.

Foto propiedad de: Isaac Esquivel / Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.