El susto de su vida se llevaron los paseantes que acudieron este domingo al lecho del río Ramos en el municipio de Allende, Nuevo León, al encontrar restos de amuletos y fotografías, utilizadas en rituales esotéricos.

Aunque esta clase de costumbres generalmente se realizan en la zona de la Petaca en Linares, ahora los llamados brujos, se han trasladado al mencionado río, para realizar sus hechizos. Fue por medio de las redes sociales, que los turistas locales, denunciaron la presencia de los amuletos.

El descubrimiento se realizó a unos kilómetros de la carretera Nacional, en el municipio de Allende. Indicaron que en el lugar se encontraron los implementos utilizados en un hechizo de amor.

Llegaron en sus vehículos, listos para pasar un día de campo junto a la ribera. Uno de los niños comenzó a manipular una botella de vidrio. Al observar mejor hallaron dentro una fotografía de un joven, y a un lado, una veladora color rojo. Los objetos, estaban en los bajos del puente río Ramos. También ahí encontraron, ya consumidas, veladoras en color rojo, las cuales fueron consumidas por la llama al ser encendida. Además, había un trozo de papel de libreta, con el nombre de Tadeo Emanuelle, y la fecha 23 de marzo 1996.

El hecho asustó a la familia, que decidió retirarse de la zona, buscando otros parajes, pero ahora en el municipio de Rayones, Nuevo León, donde no se presenta esta clase de actividades.

Fueron elementos de la Secretaria de Seguridad Pública de Allende, quienes se trasladaron al lugar de los hechos. Aunque, dijeron no ser supersticiosos, decidieron utilizar guantes de latex, para retirar los objetos utilizados en la brujería.

Mencionaron que, al parecer, una mujer busca lanzar un “amarre” contra el joven, para tenerlo dominado amorosamente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.