Al menos 200 niños visitaron Palacio Nacional para conocer al presidente Andrés Manuel López Obrador con motivo del Día del Niño. De ellos, 32 menores de edad procedentes de escuelas primarias en Chiapas, Guerrero, Oaxaca y Puebla, asistieron a la conferencia matutina en el Salón Tesorería. Entraron a las 6:50 de la mañana y se acomodaron en las primeras filas de las sillas que se instalan todos los días para el diálogo circular con medios de comunicación.

Entre ellos estaba Miguel, alumno de sexto grado proveniente de Tepecoacuilco de Trujano, Guerrero, quien durante la conferencia matutina se mostró somnoliento y por momentos se durmió en su asiento.

Al concluir la “mañanera” el niño confió que sólo durmió hora y media pues se acostó a las 3:00 de la madrugada y se despertó a las 4:30 para asistir al encuentro con el mandatario.

“Dormimos en literas y yo me dormí como a las 3:00 y me levanté a las cuatro y media. Me costó trabajo levantarme”, detalló el pequeño quien para las 10:00 de la mañana, hora en la que había concluido un desayuno con López Obrador, dijo que ya se le había quitado el sueño. El alumno se refirió además al viaje con el que lo premiaron por ser considerado entre los 50 con mejor promedio del estado de Guerrero,

“Se siente bien porque casi nadie puede tener este viaje para acá, para conocer al Presidente”

Cuestionado sobre lo que más le gustó de haber visitado y escuchado al presidente, señaló que “de lo que hablaba para la educación para la escuela nueva, para aprender y enseñarle a otros niños”.

Procedente de una zona conflictiva

Melquizer se identificó como alumno de sexto grado del Grupo C. Originario de Ciudad Altamirano, Guerrero, narró las problemáticas que padece el lugar donde vive en una de las zonas más conflictivas del estado.

“En Ciudad Altamirano principalmente hay dos problemas, la mayoría de personas que viven allá sufren de pobreza y el otro problema es que hay bastante violencia, varias veces me ha tocado escuchar balazos, gente disparando”.

“¿Durante las horas de clase sucede esto?”, se le pregunta.  “Durante las horas de clase casi no ha habido, tal vez a lo mejor sí pasa, pero lejos de la escuela”, responde.

El niño dijo sentirse confiado en que López Obrador ayude a pacificar la ciudad en la que reside. “Es alguien que está buscando que mejoren las condiciones del país, hay situaciones de violencia. Me cayó bien el Presidente”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.