Elementos de la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos informaron que aumentará la cantidad de información que recaban de migrantes menores de 13 años que ingresan a su territorio. Las nuevas medidas consistirán en tomar sus huellas dactilares y hacer pruebas de ADN, pese a que sus propias políticas están en contra de esta medida.

Mediante estas “pruebas rápidas” de ADN, se buscaría determinar el parentesco de las personas, en su mayoría inmigrantes de origen centroamericano, que ingresan a territorio norteamericano en busca de asilo.

Esta medida sería para evitar que los migrantes que viajan de manera individual se hagan pasar por familias para ser liberados en EU y evitar la deportación automática.

El anuncio, señala el noticiero En Punto, ocurre después de que se diera a conocer un video por parte de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, en donde se observan a más de 100 migrantes, incluyendo niños y mujeres, cruzando la frontera en Yuma, Arizona.

Fotografía propiedad de: archivo / cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.