El calentamiento de la tierra mantiene preocupados a vecinos de la comunidad de Santa Catarina Ayotzingo en Chalco, fenómeno que han reportado en redes sociales como el surgimiento de un volcán.

El incidente se presenta en al menos 800 metros cuadrados del predio conocido como Mondragón, donde se perciben altas temperaturas que han provocado daños a la vegetación.

Desde hace 15 días la presencia de humo y las secuelas de un presunto incendio subterráneo en este poblado, han provocado temor entre los habitantes.

“Lo que pasa es que la tierra se ha ido calentando, quemando poco a poco y como que se formó una especie de foso, no sabemos qué es, nos dicen que puede ser un incendio interno, pero ni si quiera nos dicen qué medidas tomar, la gente tiene miedo”, dijo Federico Tapia, delegado de la comunidad.

Temen un Paricutín

El 20 de febrero de 1943 nació el volcán Paricutín, el volcán más joven del país. Un campesino observó en las inmediaciones del extinto pueblo de Parangaricutiro como la tierra comenzó a temblar para luego abrirse y emanar un vapor muy denso. Al poco tiempo un sonido muy fuerte antecedió a varias piedras que comenzaron a volar. La lava recorrió 10 kilómetros y sepultó dos poblados: Paricutín y San Juan Parangaricutiro. No se registraron víctimas humanas, pero de los poblados quedó muy poco.

Este recuerdo agobia a los pobladores de Santa Catarina Ayotzingo. “Unos dicen que puede ser un volcán y que quiere hacer erupción, nos da miedo porque aquí venimos con animales, tenemos niños e incluso uno ya se quemó el pie porque se le hundió”, aseguró una habitante del poblado que prefirió reservar su nombre.

Ante la salida de humo y el daño a la vegetación, personal del Centro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED), acudió al predio agrícola para realizar estudios y descartar que se trate del nacimiento de un volcán o una vena del Popocatépetl, como especulan los vecinos.

Descartan el nacimiento de un volcán

Ramón Espinar, geólogo de CENAPRED, revisó este 1 de mayo el lugar ubicado en los límites de los poblados de Ayotzingo, San Juan y San Pedro y Mixquic y descartó que se trate del nacimiento de un volcán.

Los acontecimientos podrían ser producto del incendio de materia orgánica por debajo de la tierra ya que hace algunos años hubo una laguna que con el paso del tiempo se secó, lo que pudo dejar minerales en el subsuelo.

A pesar de las altas temperaturas el lugar no ha sido acordonado, ni se encuentra resguardado por autoridades, por lo que curiosos continúan acercándose a la zona.

El CENAPRED y Protección Civil Municipal pidieron a la población no acercarse a la zona, ya que el terreno es muy inestable, a tal grado que al momento caminar el peso del propio cuerpo hace que la tierra se hunda y se corra el riesgo de sufrir quemaduras.

Se espera que en las próximas horas se haga entrega de un reporte técnico y continúen las investigaciones con especialistas de la UNAM.

Foto propiedad de: Manuel López