“Nunca más vas a volver a entrar aquí, te lo prometo”, le advirtió el dueño de Pozole y Tacos Regio Express, un restaurante ubicado en la colonia Colinas de San Jerónimo, en Monterrey, a una pareja gay.

Esta no era la primera vez que Rubén Veliz Lugo y su novio acudían al lugar, de hecho se reconocen como clientes frecuentes, por ello les resultó sorprendente que los corrieran, y al preguntar la razón, el dueño (un hombre homofóbico de la tercera edad), les contestó que por “andar puteando” y que “de la manita no los podían atender”.

“De la manita no te puedo atender”, se escucha en el VIDEO

Los hechos ocurrieron el pasado domingo 28 de abril alrededor de las 17:00 horas, un horario en el que el local está generalmente lleno. Una de las víctimas relata el episodio de discriminación de la siguiente manera:

“Entramos mi pareja y yo tomados de la mano junto con un amigo que iba adelante y en menos de 2 minutos se pone a lado de nosotros el dueño y nos dice: ‘comprendo lo de ustedes, pero aquí con lo que andan haciendo no les puedo dar servicio y grita de forma prepotente ‘¡No les voy a dar servicio!, así que váyanse”

El grupo salió y pidió ayuda a una patrulla, pero los oficiales no estaban preparados para manejar una situación de discriminación, así que, tras confrontar al responsable, este les pidió que se retiraran porque esa era propiedad privada. Minutos después apareció otro empleado para darles la razón, pero argumentando que debido al “ambiente familiar” no podían entrar.

Una población NO protegida

Finalmente, tras la viralización de las imágenes, usuarios de redes sociales les recomendaron presentar una denuncia ante COPRED y CONAPRED con la esperanza de que atiendan el caso.

El pasado marzo, La Suprema Corte de Justicia de la Nación invalidó los artículos 140 y 148 del Código Civil del estado de Nuevo León que impedían el matrimonio entre parejas del mismo sexo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.