Donald Trump reanudó su retórica amenazante contra Facebook y Twitter, acusándolos de bloquear “personalidades” de la extrema derecha norteamericana, además de presuntamente dificultar la experiencia de los conservadores en dichos sitios.

El mensaje de Trump viene después de una nueva limpia de figuras de extrema derecha como Paul Joseph Watson, Alex Jones y el fundamentalista Louis Farrakhan, quienes fueron echados de redes como Facebook, Twitter e Instagram esta semana.

Para el mandatario norteamericano, la gota que derramó el vaso fue el supuesto bloqueó del actor de extrema derecha, James Woods, uno de los principales porristas en redes de Trump y sus políticas. Woods habría sido suspendido temporalmente de Twitter, únicamente a la espera de que borre un tuit en donde pedía “colgar” a sus adversarios políticos. Sin embargo, ante la terquedad del actor, no le ha sido reestablecido su acceso a la cuenta de Twitter.

Esto poco importó al mandatario norteamericano, quién señaló que James Woods es una “voz conservadora responsable”, que se encuentra “suspendido de Twitter”.

“Las Redes Sociales y los medios de noticias falsas, junto con su compañero, el Partido Demócrata, no tienen idea de los problemas que se están causando. ES MUY INJUSTO”, arremetió el mandatario norteamericano.

El tuit ofensivo en cuestión de Woods se mofaba del resultado de la investigación especial sobre los presuntos nexos de Trump con el gobierno ruso. El mensaje concluía con el hashtag “#HangThemAll” (Cuélguenlos a todos).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.