A dos años de encontrarse prófugo de la justicia, el ex futbolista y ex capitán de los Rayados del Monterrey, José de Jesús Arellano Alcocer, conocido mejor como el  “Cabrito Arellano”, fue detenido mediante una orden de aprehensión, por elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones.

Este es el segundo jugador del equipo albiazul, que es involucrado en hechos violentos, pues el ex portero Omar “Gato” Ortiz, también fue detenido por secuestro.

La Fiscalía General de Justicia del Estado, informó que el ex futbolista fue detenido mediante una orden de aprehensión, cuando visitaba su casa ubicada en la colonia Cumbres Oro. La orden de aprehensión fue girada por un Juez de Control, por el delito de violación y lo que le resulte. Arrellano, permaneció prófugo de la justicia durante dos años, ocultándose en un rancho de San Luis Potosí.

El jugador, mejor conocido con el sobrenombre de “El Cabrito”, hace exactamente dos años fue acusado de abuso sexual, delito por el cual fue citado a declarar al tribunal de justicia, sin embargo el ex futbolista nunca acudió a presentarse.

Fue el pasado 13 de enero del 2017 cuando su sobrina, de tan sólo 16 años de edad, en compañía de su padre, presentó una denuncia en el área de justicia Familiar de la Procuraduría General de Justicia de Nuevo León.

Arellano fue citado a declarar 10 días después, siendo el 24 de enero del 2017, la fecha en la que tendría que presentarse en los tribunales, pero hizo caso omiso. Incluso sus abogados, tramitaron un amparo con folio 38/2017 en el juzgado quinto de materia penal.

Un juez le giró una orden de aprehensión y localización, por no colaborar con las investigaciones aportando su declaración de los hechos por los que se le acusa.

Durante la década de los 90, Arrellano, era considerado un ídolo, luego de tener una brillante carrera en el balompié tras participar con el Tri en tres Mundiales (Francia 1998, Corea-Japón 2002 y Alemania 2006), ganar la Confederaciones (1999) y conquistar tres torneos de Liga con los Rayados (Clausura 2003, Apertura 2009 y Apertura 2010).

Ahora ya se encuentra internado en el Penal del Topo Chico, donde espera que un juez le resuelva su situación legal.