El PRD festejó este domingo su 30 aniversario de fundación con reclamos a los “caudillos” que lo llevaron a la situación en la que está y el anuncio de que se reconstruirá para enfrentar a la “visión distorsionada de la izquierda” que hoy gobierna el país.

Frente a la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien fue dos veces candidato presidencial del PRD, este partido llamó a simpatizantes y organizaciones sociales y civiles afines a una izquierda de libertades a oponerse a sus “tentaciones de restaurar el autoritarismo y convertir a México en el país de un sólo hombre”.

El único gobernador del PRD, Silviano Aureoles, de Michoacán –una de las figuras centrales del evento y a quien se vitoreó como ¡presidente!, ¡presidente! – urgió al gobierno federal a convertir discursos y sentimientos en hechos y “hoy más que nunca debemos ser un partido que vigile la acción del gobierno, exige rectificaciones, que denuncie excesos y que ponga diques de contención a las tentaciones autoritarias y dictatoriales” pero para eso deberá construir una alternativa a futuro.

Convocó a los perredistas a ver el ejemplo del Partido Obrero Socialista Español y su regreso al poder “ese puede ser el punto de referencia”.

Está por iniciar la reconstrucción del PRD como opción política para “ser contrapeso al intento de restauración autoritaria”, afirmaron en su mensaje los integrantes de la Dirección Nacional Extraordinaria, Ángel Ávila, Fernando Belaunzarán y Adriana Díaz, así como la coordinadora de los diputados federales, Verónica Juárez Piña.

Para eso, se comprometieron a, resultado del proceso de reconstrucción que iniciará el PRD, convertirse en una opción de gobierno atractiva, dejar atrás la lucha por el poder interno e incluir a otros sectores y generaciones; abrazar nuevas causas y forjar líderes que hagan diferencia entre sus comunidades, generar un código de ética partidaria, medidas de transparencia para gobiernos y legisladores y fortalecerse electoralmente.

En los festejos en un hotel del centro de la ciudad, estuvieron presentes los ex presidentes del PRD Jesús Ortega, Jesús Zambrano y Carlos Navarrete, además de senadores, diputados, presidentes municipales y exjefes delegacionales de la ciudad como Víctor Higo Lobo y Nora Arias, de Gustavo a Madero, Carlos Estrada de Iztacalco.

También en primera fila estuvieron los líderes de las corrientes Nueva Izquierda Luis Espinoza y Héctor Bautista, de Alternativa Democrática Nacional.

No acudieron el exdirigente Guadalupe Acosta ni el líder de los senadores, Miguel Ángel Mancera, quien no es perredista.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.