El Congreso Nacional Indígena (CNI), el Concejo Indígena de Gobierno (CIG) y el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), condenaron el secuestro y asesinato de sus compañeros José Lucio Bartolo Faustino y Modesto Verales Sebastián, ocurridos este fin de semana en Chilapa de Álvarez, Guerrero.

Describieron que luego de una reunión del Consejo Indígena y Popular de Guerrero Emiliano Zapata (CIPOG-EZ) el sábado 4 de mayo, ambos activistas fueron secuestrados y asesinados por “grupos narco paramilitares que operan en la región con la complicidad y protección de los tres niveles del mal gobierno”.

“Nuestros compañeros asesinados y sus comunidades llevan años organizando su Policía Comunitaria para resistir la violencia, la extorsión y la imposición de la siembra de la amapola por parte Los Ardillos y Los Rojos, quienes controlan las presidencias municipales, cuentan con la complicidad del Ejército y de las policías estatales y municipales”.

Bartolo Faustino era integrante del CIG y Verales Sebastián, delegado del CNI; ambos eran nahuas, promotores del CIPOG-EZ, organización miembro del CNI-CIG.

Las organizaciones responsabilizaron a los tres niveles de gobierno “por ser cómplices de la represión hacia los pueblos en la defensa de sus territorios, así como también de la seguridad e integridad de nuestros hermanos del CIPOG-EZ”.

Por ello, exigieron justicia por ambos homicidios y denunciaron que se ha agudizado la represión en contra de los pueblos, naciones y tribus originarias que no están de acuerdo con megaproyectos, ni con la violencia para imponerlos, reprimir, secuestrar, desaparecer y asesinar los defensores.

CNDH solicita medidas cautelares

Por su parte, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) condenó ambos asesinatos de los líderes comunitarios y solicitó al gobierno de Guerrero la implementación de medidas cautelares para proteger los derechos a la vida, integridad personal y seguridad de los familiares de las víctimas, así como evitar la repetición de actos similares y para que este caso no quede en la impunidad. También solicitó que esas medidas se extiendan a los pobladores de Chilapa de Álvarez y a los integrantes activos del CIPOG.

El pasado 4 de mayo, organizaciones defensoras de derechos humanos reportaron que ambos líderes indígenas habían sido secuestrados después de participar en una reunión con miembros del mencionado Concejo Indígena y Popular, más tarde, confirmaron que habían sido asesinados en Chilapa.

Foto propiedad de: Archivo / Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.