Este mismo lunes, la presidenta del Partido Revolucionario Institucional, Claudia Ruiz Massieu, se pronunció a favor de una elección abierta, negando que se hubiera sugerido siquiera, un cambio en el método. De acuerdo con Ruiz Massieu, el monto que propone el Instituto Nacional Electoral para organizar la contienda interna del partido pondría en riesgo las finanzas del PRI con el costo de 230 millones de pesos.

Durante la reunión del Consejo Político Nacional priista, se presentaron figuras como José Narro y el exgobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz, ambos aspiran a la dirigencia priista, además de Ivonne Ortega.

Al discutir sobre la firma del acuerdo del INE, Narro Robles recordó que el PRI es perseguido por una derrota y una situación financiera compleja, por lo cual considera que no es factible firmar el convenio bajo dichas condiciones.

El que fuera rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, reiteró su llamado a la democracia y la recuperación del PRI. Ulises Ruiz opinó que el partido no debe firmar el convenio y que la elección debe organizarse por el propio Revolucionario Institucional.

Finalmente, luego de deliberar, la decisión fue unánime: “Se consulta si se autoriza a comunicar al Instituto Nacional Electoral que en virtud de las condiciones y costos planteados, no dará seguimiento a la gestión de suscribir un convenio de colaboración para su participación en la organización del proceso interno de renovación de la dirigencia y, en consecuencia, por no suscribir un convenio de colaboración con el INE”. Así que, “En consecuencia, habiendo sido aprobado, será nuestro partido el que lleve a cabo la elección”.

Con información de Reforma

Foto propiedad de: Mireya Novo / Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.