El presidente municipal de Lachingoló en Oaxaca, Carlos García Morales, le cayó con todas las de la ley… a un perro. De acuerdo con medios locales y a la asociación Apa-Oax, el domingo pasado un perro callejero mordió a una señora, supuestamente porque ella lo agredió, por lo que autoridades locales lo detuvieron, encarcelaron y lo dejaron sin agua y comida.

Por las condiciones en que dejaron al animal, Apa-Oax solicitó a través de Facebook llevarle agua y comida, sin embargo:

“Nos están informando las personas que acudieron a nuestro llamado para dar agua y comida al perrito encarcelado que el topil (policía comunitario) EULOGIO GARCÍA tira los trastos con agua y comida que le están llevando”, denunciaron en la red social.

La organización acusó a las autoridades de maltrato animal y les solicitaron liberar al animal, promover la esterilización y castigar a las personas que dejen abandonados a mascotas. Además, pidieron la intervención del gobernador Alejandro Murat.

Apa-Oax aseguró que Carlos García Morales ya había “castigado” de la misma manera a otros tres perros.

El Código Penal de Oaxaca indica que quien cause sufrimiento que provoque la muerte de un animal vertebrado, cause lesiones que pongan en peligro su vida o cause lesiones o marcas de por vida que generen agonía, será encarcelado de tres meses a dos años y con una multa de entre 10 mil 268 pesos a 102 mil 680 pesos.

Foto propiedad de: Facebook Apa Oax

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.