Activistas que se encuentran aglutinados dentro y en los alrededores de la embajada de Venezuela en Washington, denunciaron que las autoridades norteamericanas les habrían cortado la energía eléctrica con el fin de expulsarlos de las instalaciones.

Los activistas señalan que estas acciones tendrían como motivo expulsarlos para instalar en la embajada personas afines al autoproclamado “presidente encargado” de Venezuela, Juan Guaidó.

Ariel Gold, activista de la organización pacifista “Code Pink” (Código Rosa), señaló que el corte de la electricidad es injustificado, ya que las cuentas han sido pagadas por el gobierno de Venezuela.

También circularon rumores sobre un corte de agua en las instalaciones de la embajada, mismas que han sido negadas por voceros de la empresa DC Water.

Los activistas señalan que después de ver a personal de la empresa DC Power haciendo trabajo en una alcantarilla cercana, fue cuando ocurrió el corte de la luz.

Este incidente ocurrió en el marco de cerca de dos semanas de muestras de apoyo y protestas en las inmediaciones de la embajada venezolana en Estados Unidos.

Mientras que algunos partidarios de Guaidó muestran su apoyo al intento golpista apoyado por EUA y otros países, organizaciones de izquierda han mostrado su apoyo proporcionando alimentos a los empleados de la embajada, quienes se niegan a salir de las instalaciones, además de acampar en el patio del edificio, con el propósito de resguardar el lugar.

Foto propiedad de: @codepink

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.