En momentos en que el Consejo Estatal del Transporte y Movilidad sostendrá una nueva reunión para definir si habrá o no incrementos a las tarifas del transporte urbano, los usuarios cuestionaron el pésimo servicio que brindan y la poca capacitación de los operadores.

En un recorrido realizado por diferentes rutas camioneras realizado por esta casa editorial, se pudo constatar de todo: unidades en mal estado, choferes que no respetan la luz del semáforo en rojo, operadores que no se detienen a recoger pasaje y bien, haciendo uso del celular mientras conducen. Y la lista sigue…

Hay rutas que ya aplican nuevas e ilegales tarifas.

En García, por ejemplo, los usuarios reportaron que, desde el viernes, los operadores de la Ruta 155 comenzaron a cobrar los 17 pesos, sin que nadie les dijera nada.

En otro sector de ese mismo municipio, varias personas se quejaron de la Ruta 310 ya que esta simplemente no se paraba.

“Tenemos más de una hora aquí parados sobre la avenida Lincoln ya van cuatro camiones que pasan y nada mas no quieren detenerse”, expreso enojada María Magdalena Lozano Covarrubias.

Malas condiciones mecánicas

En el centro de Monterrey a un camión de la Ruta 122 se le cayó una parte de la puerta delantera, el operador lejos de parar de trabajar siguió laborando.

En el municipio de Guadalupe, un camión de la Ruta 214 se negó abrirle la puerta a un pasajero debido a que la unidad iba demasiado llena. Para sorpresa del operador, el usuario se brincó y se fue prácticamente colgado de la puerta exponiendo su integridad física.

En su desesperación, el hombre dijo al operador que no se bajaría puesto que ya cuatro camiones habían pasado sin detenerse.

“Ya van cuatro camiones que no se paran. ¡Abrela!”, dijo el usuario.

“No te puedo abrir aquí en el segundo carril, ¡Quítate!”, le contestó el conductor.

Tras minutos de discutir, el operador decidió abrirle la puerta.

 “Si no te abre uno es porque no cabes”, le dijo el conductor mientras le abría las puertas de la unidad.

“Cóbrame y cállate”, le respondió el hombre una vez estando arriba del camión.

Los usuarios de la Ruta 1 con el número económico 134, así como un Ruta 213 Directa y 101 viajaron atemorizados cuando observaron que el operador iba hablando por teléfono.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.