Con dos goles en el primer tiempo, Tigres Femenil abrió el camino para llevarse su segundo título en la Liga MX Femenil, al derrotar por 2-1, 3-2 en el marcador global, a las Rayadas del Monterrey en la final definitiva celebrada la noche de este lunes en el estadio BBVA Bancomer, ante cerca de 20 mil aficionados.

El partido inició con minutos de equilibrio pero en el minuto dos, las Rayadas tuvieron el primer momento ofensivo, pues en una pelota para Desiré Monsivais, logró hacer el tiro pero la pelota traspasó a la defensa, para que llegara Dinora Garza a rematar, pero le fue arrebatado el tiro por la defensa, en la oportunidad más clara que tuvieron hasta entonces.

A partir de ahí, las Tigres Femenil empezaron a dominar el balón, especialmente con las escapadas de Jaqueline Ovalle, que en varias ocasiones se llevó una fuerte falta para bajarle intensidad.

Ese dominio finalmente se vio reflejado al minuto ocho, cuando Ovalle pudo penetrar por la banda izquierda, logró mandar su centro y el remate entre dos fue de Blanca Solís, un remate de cabeza que dejó sin oportunidad a Lozoya, con lo que Tigres estaba arriba por 1-0, 2-1 en el marcador global.

El dominio se mantuvo por parte de Tigres, empezando a repartir la pelota por el resto del campo, pero las mejores opciones se dieron por la izquierda con Ovalle, como sucedió de nuevo al 24´, el centro largo llegó al área de Rayadas, pero tras de un rebote, el balón quedó servido a donde estaba Ovalle, quien de derecha disparó para superar a Lozoya y anotar el 2-1, 3-1 global en favor de Tigres.

En los últimos minutos, nuevamente Ovalle recibió un balón adelantado, hizo una media vuelta de derecha y su disparo fue bien atajado por Lozoya, para dirigirse así al medio tiempo.

Arrancando la segunda parte, entraron por Rayadas Diana Evangelista y Diana Solís por Diana Garza y Aylin Aviléz, buscando mayor seguridad y certeza en el ataque, pero sucedió al 50 que Lozoya tuvo un balón retrasado, se le escapó y Katy Martínez tiró demasiado angulado y no pudo aprovechar la opción.

La presión se notó más para las rayadas pues en un intento de salida, se dio la equivocación y el balón cayó a Belén Cruz quien de primera tiro sobre Lozoya quien hizo una gran atajada. Sin embargo en la respuesta, una pelota larga para Alicia Cervantes la tomó con una defensa encima, tiro de zurda y anotó el gol que puso en el marcador a Rayadas, 2-1 para Tigres 3-2 en el global.

La presión de Rayadas creció mientras que Tigres mantuvo el balón y pocas fueron las opciones de Rayadas, mientras que por Tigres Ovalle no dejaba de ser un gran peligro, lo mismo que Katy Martínez ya para el final del partido.

Como último recurso, Noraly Armenta entró por Selena Castillo, pero Tigres mantenía el dominio. Mientras que Natalia Villarreal tomó el lugar de Selene Cortez, lo que dirigió a Tigres a un pacífico final del partido, que estalló a pesar de un peligroso tiro de Lizbeth Ovalle, para finalmente tener un gran festejo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.