El 15 de mayo de 2017, el periodista Javier Valdez fue asesinado en Culiacán, Sinaloa. Luego de dos años, las investigaciones sobre su muerte han avanzado, sin embargo, representantes legales del caso y la familia de la víctima, exigen conocer la autoría intelectual de su muerte.

En conferencia de prensa realizada en ese estado, Sara Mendiola, directora de la organización Propuesta Cívica reconoció que la Fiscalía Especial de Atención a Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE) ha sido constante durante el proceso penal, pero “continúa avanzando muy lento”.

“Ha tenido avances significativos en la investigación del asesinato de Javier Valdez, pero se necesita redoblar esfuerzos para identificar a los autores intelectuales y conocer la verdad sobre los motivos que llevaron al asesinato del periodista”.

Los avances que refiere Mendiola tienen que ver con la identificación de los tres responsables materiales, uno de ellos, Luis Ildefonso Sánchez Romero, alias el “diablo”, que fue asesinado en septiembre de 2017, y encontrado sus restos incinerados en Sonora.

Luego, la Fiscalía logró la vinculación a proceso de las otras dos personas: Heriberto “N” el 30 de abril de 2018, y de Juan Francisco “N”, el 12 de junio de 2018, quienes actualmente continúan en prisión preventiva. Y formuló su acusación 26 de octubre de 2018 y el 31 de diciembre de 2018 respectivamente, pues hay medios de prueba para sostener su participación en el homicidio de Valdez.

Propuesta Cívica también informó que los dos imputados presentaron juicios de amparo indirecto en contra de las vinculaciones a proceso, misma que aún están pendientes de resolverse y será hasta su resolución cuando podrá continuar el proceso penal.

Exigencias a México y Estados Unidos

Durante el proceso de investigación del caso, la FEADLE identificó que los tres autores materiales trabajaban para el grupo delincuencial que dirigía Dámaso López Núñez, parte del Cártel de Sinaloa, que fundó Joaquín Guzmán Loera.

Sin embargo, en las declaraciones de Dámaso López, éste adjudicó la orden del homicidio del periodista a otro grupo criminal, deslindándose de los hechos. Es por ello que la organización Propuesta Cívica señaló necesaria la colaboración internacional del Departamento de Justicia de Estados Unidos con la Fiscalía General de la República, para fortalecer las líneas de investigación relacionadas con la autoría intelectual.

Pidieron que el gobierno de Estados Unidos cumpla con los compromisos internacionales sobre colaboración de investigaciones penales para los actos de investigación de relevancia en el esclarecimiento de un homicidio.

Asimismo, urgieron al Tribunal Colegiado en materia Penal en Mazatlán, resolver los amparos presentado por la defensa de los acusados para no retrasar más el proceso; y mantener las medidas de protección necesarias a los familiares de Javier Valdez y a sus compañeros de Río Doce.

El asesinato

El 15 de mayo de 2017, el periodista y fundador de RíoDoce, Javier Valdez, fue asesinado a escasas calles de su oficina en la colonia Jorge Almada. Antes de su homicidio, el periodista escribió sobre la lucha de dos grupos internos que peleaban por obtener el control del Cártel de Sinaloa.

En febrero de ese año, publicó una entrevista con Dámaso López Núñez, quien se desvinculó de los intentos de asesinato contra los hijos de El Chapo -Iván Archivaldo y Alfredo Guzmán Salazar-, pues se disputaban el liderazgo y los territorios.

Funeraria repleta… olvido después

Por su parte, Patricia Valdez Cárdenas lamentó que el caso se haya ido quedando rezagado y en el olvido, incluso después del funeral del periodista. Y es que recordó que la sala funeraria donde velaron a Valdez fue insuficiente para alojar a cientos de personas que fueron a despedirlo, pero días después éstas ya no se sumaron a los reclamos públicos de justicia.

“En los últimos once meses en los actos de la conmemoración luctuosa en los que se han colocado cruces de madera en oficinas públicas, pegado mensajes, se han colocado posters con su imagen y sólo un puñado de personas han estado presentes”.

Para la hermana del comunicador y su familia, es trabajo de la Fiscalía Especial para la Atención de los Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión identificar a los autores materiales e intelectuales y llevarlos a juicio para que todos sean castigados según su grado de responsabilidad.

Foto propiedad de: Archivo / Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.