La producción de la nueva película de James Bond se ha vuelto a paralizar. Esta vez se debe a un percance sufrido por su protagonista, Daniel Craig, que se lesionó el tobillo mientras rodaba una escena de acción en Jamaica.

Este es un nuevo incidente a sumar en el azaroso camino que está llevando la próxima entrega de la saga 007 y que comenzó con la salida de Danny Boyle de la dirección por “diferencias creativas”.

Según informa The Sun, el actor británico resbaló y cayó mientras corría durante la filmación. La lesión en el tobillo provocó que le llevasen de urgencias a Estados Unidos para recibir tratamiento.

El rodaje, que estaba previsto que se trasladara en los próximos días hasta los estudios Pinewood de Londres, ha sido pospuesto.

El filme también cuenta con localizaciones en Italia y Noruega.

No es la primera lesión que Craig sufre en el set de una película de James Bond.

En 2006 perdió dos dientes mientras rodaba “Casino Royale”, mientras que se hizo daño en la muñeca cuando filmó “Quantum of Solace”.

En “Skyfall”, el actor británico se lesionó en una pierna y después del rodaje de “Spectre”, Craig tuvo que operarse de la rodilla.

Es un nuevo contratiempo en la quinta entrega que protagoniza Daniel Craig, que se supone que será la última.

El cambio de director provocó que su fecha de estreno, programada originalmente para noviembre de 2019, pasara al 14 de febrero de 2020.

Después estuvo el retraso del inicio del rodaje, que comenzó en abril, provocando que la fecha de estreno pasase del 14 de febrero de 2020 al 8 de abril del mismo año.

Eso sin contar con las constantes reescrituras de guión, que han seguido en plena filmación.

Pese a la lesión del actor británico, parece que Sony no tiene previsto volver a retrasar la fecha de estreno de la película, que se lanzará a principios de abril de 2020.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.