La armadora estadounidense Ford llamó a revisión en México a tres mil 765 vehículos Fusion modelos 2013 al 2016, equipados con un motor de 2.5 litros, a fin de corregir una posible falla. 

De acuerdo con la compañía, el buje localizado al final del cable de cambios podría verse dañado o faltante, lo que provocaría que la palanca de cambios no pueda moverse completamente para que la transmisión acople la posición de marcha apropiada.

Si bien reconoce las molestias que los llamados a revisión causan a los clientes, Ford considera que apreciarán las acciones que están tomando para garantizar su seguridad.