Aunque dijeron estar satisfechos por el incremento salarial que obtendrá el magisterio en Nuevo León, la Sección 21 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación seguirá luchando por un salario digno para sus agremiados. El dirigente Guadalupe Adolfo Salinas Garza, dijo que el aumento para los trabajadores de la educación fue significativo.

Los maestros de Nuevo León recibieron un incremento del 3.35 por ciento de su sueldo base, además de un 1.1 por ciento al fortalecimiento al salario, este es un concepto que se le otorga a cada trabajador para poder incrementar un poco más el sueldo, en prestaciones el aumento fue de 1.8 por ciento.

“Entregamos el pliego de demandas de los trabajadores como resultado de una encuesta y participación de todos los trabajadores de la educación de más de un millón. Estuvimos en la ciudad de México en la Cuadragésima reunión del Consejo Nacional, ahí se aprobó y la respuesta nos la dio el Gobierno federal”.

En el caso del personal no docente el aumento fue de 3.35 por ciento de sueldo base, 0.70 en fortalecimiento al salario y un 1.8 por ciento de prestaciones.

“El incremento sí es significativo, pero no suficiente”.

Para los maestros de nivel medio superior y superior el incremento al salario base fue de 3.35, para el fortalecimiento al salario fue de 1.0 y de prestaciones fue de 1.8. El aumento entró en vigor en el mes de enero y febrero por lo cual para el siguiente pago vendrá con retroactivo.

En cuanto a la basificación de los maestros que aún trabajan bajo contrato, Salinas Garza dijo que el Gobierno Federal se comprometió a revisar mediante una comisión este tema.

“Ya tenemos la aprobación de 18 estados de la nueva Reforma Educativa, lo cual están en condiciones más favorables para logar la basificación el cual saldrán más beneficiados los niños”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.