La Fiscalía General de Ecuador prosigue las pesquisas por el delito de ataque a los sistemas informáticos contra el ciudadano sueco Ola Bini, detenido luego que el gobierno de Ecuador retirara el asilo a Julian Assange, fundador de WikiLeaks, ahora con la incautación de un servidor.

De acuerdo con el portal Ecuador Inmediato, las oficinas de la firma Telconet en Quito fueron allanadas como parte de la investigación contra Bini, y fue incautado un servidor informático para servicios tecnológicos empresariales, el cual fue llevado al Laboratorio de Criminalística y Ciencias Forenses.

En la versión del apoderado de Telconet, se explicó que el ciudadano sueco mantiene desde abril de 2015 un contrato por casi cinco mil dólares mensuales, refirió Ecuador Inmediato.

En un comunicado, Telconet dijo que cumplió con una resolución de la Fiscalía al entregar el servidor, pero negó que sus oficinas fueran allanadas, y aclaró que “nunca tuvo vínculo alguno con las actividades digitales del señor Ola Bini”.

El viernes 17 de mayo, en horas de la tarde, “Telconet cumplió con una resolución de la Fiscalía General del Estado y le entregó, previo acuerdo entre ambas entidades y de manera coordinada, el servidor utilizado por el señor Ola Bini”, ubicado en el data center de Telconet en Quito.

“Nuestra relación comercial estuvo estrictamente limitada a la provisión de espacio en nuestro data center y a la conexión vía nuestro servicio de internet”.

La diligencia siguió a la notificación del abogado Carlos Soria de que la audiencia de solicitud de caución (fianza) a favor de Bini, prevista para el 22 de mayo, fue diferida para el 29 de mayo próximo, debido a que el fiscal del caso no podrá asistir el día del proceso judicial.

Dos de los tres jueces que conforman el Tribunal de Apelaciones de Pichincha ratificaron la prisión preventiva contra Bini, mientras avanzan las investigaciones por el presunto delito de ataque a la integridad de sistemas informáticos.

El fiscal a cargo, entre las pruebas presentadas, entregó un informe de los ingresos de Bini que, entre 2011 y 2019, ascenderían a 272 mil 289 dólares, y movimientos bancarios que para la Fiscalía resultan sospechosos.

Bini fue detenido un día después que Assange fue detenido por la policía británica, tras la decisión del gobierno ecuatoriano de retirar el asilo político al fundador de Wikileaks.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.