El ex empleado de la Refinería de Pemex, que era investigado por la muerte de un ladrón que entró a robar a su casa, recuperó su libertad al comprobarse que actuó en legítima defensa. Las autoridades informaron que además se brindará protección al afectado, debido a que escapó un segundo implicado en el robo y temen alguna represaría contra el hombre pensionado.

La Fiscalía General de Justicia del Estado informó que fue la noche del pasado martes, cuando el fiscal otorgó su libertad bajo caución, ya que la carpeta de investigación continuará abierta.

El ex empleado de Pemex sólo fue identificado como Enrique, de 56 años, abandonó las celdas preventivas de la AEI en Gonzalitos. Al salir ya era esperado por sus hijos, quienes lo llevaron a un sitio no determinado para resguardarlo.

El Ministerio Público que lleva el caso dijo que no cuenta en estos momentos con elementos de prueba para imputarle algún delito. Además de que existe una reserva de ley, para eventualmente proceder en consecuencia a nuevos elementos que surgieran dentro de la indagatoria.

El hombre fue acusado de matar a Isidro Flores Miranda, de 27 años, el pasado fin de semana en el domicilio ubicado en la Colonia las Palmas, en Cadereyta. La autoridad confirmó que el delincuente tenía antecedentes por narcomenudeo y robo de vehículos.

En esos hechos, Antonio Moreno Márquez, de 30 años, un cómplice, huyó con un disparo en la cadera y, tras ser detenido por los municipales, la noche del martes escapó del Hospital Metropolitano cuando era atendido. Por esta razón La familia del afectado solicitó protección a las autoridades estatales, ante el temor de una posible venganza.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.