El 51% de la población vive en un municipio donde ya han sucedido enfrentamientos de las Fuerzas Armadas con presuntos grupos delictivos, de acuerdo con el estudio de la Universidad Iberoamericana titulado “Seguridad Pública Enfocada en el Uso de la Fuerza e Intervención Militar”, que analizó cifras del Inegi.

Indica que los enfrentamientos del protagonizados por el Ejército y la Marina, entre 2006 y 2018, “tendieron a ocurrir en zonas más pobladas”, y analiza el discurso de los presidentes Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto para justificar su actuación en estas regiones en tareas de seguridad pública, y de combate al crimen organizado.

“Un claro indicativo del papel predominante de las Fuerzas Armadas en la seguridad pública durante el periodo 2006-2018 es el número de enfrentamientos en que las diferentes fuerzas están involucradas. Esta cifra es un producto del nivel de actividad, por ejemplo, patrullajes, que dan raíz al enfrentamiento, así como el nivel de actividad y tácticas utilizadas por delincuentes”.

De acuerdo con información proporcionada por las entidades que forman estos cuerpos de seguridad, en los dos sexenios referidos, la mayoría de los 4 mil 250 enfrentamientos fueron protagonizados por la Sedena con un 75%, luego la Policía Federal participó en 18% y la Semar estuvo presente en 7% de los choques violentos.

“Durante los sexenios de Calderón y Peña Nieto, el Ejército estuvo involucrado en enfrentamientos en casi 24% de los 2,463 municipios del país, el doble de la distribución geográfica de los enfrentamientos que ha sostenido la Policía Federal”.

Sólo 6 estados concentran la mitad de los enfrentamientos

De acuerdo con el análisis de la Ibero, en cuanto a la distribución geográfica y tomando en cuenta los dos sexenios previos, el 50% de los enfrentamientos de las Fuerzas Armadas se concentraron en sólo 23 municipios de los estados de Coahuila, Guerrero, Michoacán, Nuevo León, Sinaloa y Tamaulipas.

Por ello, el estudio concluye que el fenómeno de la militarización se ha gestado en México, y de ayuda han sido “intereses externos, principalmente de los Estados Unidos, han puesto a la disposición del país recursos como armamento y capacitación militar -casi sin restricciones-”.

“Las Fuerzas Armadas han incrementado su estado de fuerza significativamente, fortaleciendo su legitimidad con base en el papel histórico de defensa de la nación y de los intereses o amenazas exteriores. Asimismo, se han beneficiado de un programa importante de modernización y mejoramiento de condiciones laborales”.

Acusaron que en los últimos 12 años se han ocupado más recursos militares, estatales y privados, de naturaleza desconocida, para militarizar la seguridad pública; además de que los últimos 3 presidentes, incluido Andrés Manuel López Obrador, han optado por un discurso tendiente a la militarización.

Foto propiedad de: Graciela López / Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.