El PRI de Nuevo León informó este jueves que el Primer Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Cuarto Circuito declaró infundada la queja presentada por el Gobierno del Estado en contra de la suspensión de amparo que evita el alza a las tarifas del transporte público y paros del servicio por parte de los concesionarios de las rutas.

Bajo la queja número 217/2019 la administración encabezada por el gobernador Jaime Rodríguez Calderón pretendía desvirtuar el recurso de amparo para que sólo fuera procedente en los casos de los ciudadanos que lo solicitaron. De esta manera se pretendía dejar en la indefensión a todos los usuarios del transporte urbano.

En respuesta, el Colegiado declaró infundada la queja y además confirmó la suspensión provisional concedida para todos los usuarios del transporte público.

“En consecuencia, se informó que al seguir vigente la medida suspensional, los transportistas no pueden realizar paro o suspensión del servicio público de transporte de personas, y están obligados a cobrar las tarifas legales las autorizadas desde el 2013 y no incrementarlas”, destacó en un comunicado.

Según el PRI, con esta resolución el Tribunal obliga a las autoridades cumplir con dicha medida suspensional, “de lo contrario enfrentarán serias consecuencias legales al igual que los concesionarios de las rutas urbanas si violan dicha suspensión de amparo”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.