Como parte de la estrategia para bajar la tasa de accidentes en el ámbito laboral, Nuevo León entregó este lunes el “Premio Estatal de Seguridad y Salud en el Trabajo 2018”. En el Auditorio del Tribunal Superior de Justicia del Estado, se entregaron también bonos de tres mil a cinco mil pesos a trabajadores con excelente puntualidad y asistencia, con más tiempo sin accidentes laborales y con mayor antigüedad.

Adalberto Núñez Ramos, Subsecretario del Trabajo, indicó que la intención es crear una cultura de seguridad y salud en los lugares de empleo, una prioridad de la actual Administración. Con más de 35 años de historia, participan más de 250 trabajadores en el programa.

“Se pretende crear una cultura de seguridad y salud, mediante capacitaciones y pláticas en todos los centros de trabajo que cuenten con los equipos funcionales y de facultar a los empleados para que sepan afrontar cualquier situación para proteger sus vidas y el lugar donde laboran. Además de ayudar a disminuir los costos directos e indirectos por accidentes y enfermedades que padezcan, así como las consecuencias que éstos puedan generar.”

En lo que va del 2019, detalló Núñez Ramos, se han realizado 2 mil 200 visitas de inspección a empresas y 200 verificaciones, llevando pláticas y conferencias tendientes a bajar el índice de accidentes en los centros de trabajo. El premio se otorgó a empresas que realizaron programas orientados a la disminución de riesgos de trabajo o por mantener el mínimo grado de riesgo establecido por el IMSS. Participan también autoridades federales, estatales, líderes sindicales y empresariales.

Durante la ceremonia se contó también con la asistencia de Ricardo Canavati Hadjópolus, Delegado del Instituto Mexicano del Seguro Social; María de Jesús Aguirre, Delegada del ISSSTE, y Ernesto Romero Garza, Presidente de la Junta de Conciliación y Arbitraje.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.