Por Obed Campos.

Los mexicanos tenemos en el olvido a Dios y a nuestras fuerzas armadas y de seguridad. Nos acordamos de ellos nada más cuando, como decía mi mamá, tenemos el dedo atorado detrás de la puerta.

¿Cuándo nos acordamos de Diosito y de los polis? Pues cuando ya no está cargando el payaso.

Por eso es que me parece inconcebible que en un municipio tan peligroso para ser policía, como Cerralvo, Nuevo León, a escasos kilómetros de la frontera y tierra de nadie desde siempre, se pueda creer que las cosas de la seguridad se pueden manejar tan, disculpe usted, chileras.

Trascendió el caso del policía municipal Zuriel Montaño, un joven originario del estado de Hidalgo, el cual trabajaba desde hace poco como policía en el municipio de marras.

Montaño fue emboscado junto con otros seis compañeros por un comando fuertemente armado, como se acostumbra en la zona.

Montaño acabó en la Clínica Oca, un hospital privado de Monterrey, de donde, por falta de recursos para pagar la cuenta, tuvo que ser trasladado al Hospital Universitario, donde se encuentra a punto de perder un brazo por las heridas que sufrió en el enfrentamiento.

Por algo sacaron al elemento del hospital Oca y lo trasladaron al Universitario, porque en el Universitario sí pueden intervenir políticos para lograr que se puedan condonar las cuentas del hospital y no se le carguen la mano al municipio.

Lo que se dijo en las filas policíacas es que el elemento en desgracia apenas tenía un mes de haber causado alta, por lo que no le habían tramitado el seguro.

Ayer, por Whatsapp circuló un mensaje solicitando ayuda económica para pagar las curaciones del policía, ya que las autoridades del municipio de Cerralvo, que encabeza el panista Baltazar Martínez Ríos lo abandonaron a su suerte.

Aparte de esta amarga queja, trascendió entre la tropa policíaca que las armas de cargo de los elementos emboscados no funcionaron.

Mientras tanto, el joven alcalde, Baltazar Martínez Ríos, quien acaba de comenzar su segundo período, se da la gran vida de socialité en los mejore clubes y eventos en Monterrey.

obedcampos@gmail.com

@obedc

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.