Como pocas veces, la socialité mostró su lado más sensible al visitar a un preso condenado a pena de muerte, el hecho fue compartido por la propia Kim a través de la sección de sus stories de Instagram.

Se trata del reo Kevin Cooper, quien está recluido en la prisión de San Quintin, en California. Recordemos que la esposa de Kanye West es una de las partidarias más aguerridas por erradicar la pena de muerte en Estados Unidos y desde hace algunos meses está sumamente comprometida con la causa.

Con lo que Kim demuestra que es mucho más que lujos, cirugías y escándalos.

Además, la también madre de familia ha buscado defender los derechos humanos de las personas que se encuentran privadas de su libertad.

En la instantánea compartida se puede ver a Kim abrazando al reo de 61 años, quien está acusado de cuatro asesinatos, mismos de los que se declara inocente.

Pero la visita de la famosa no fue sólo de cortesía, resulta que Kim pidió que se revisara su caso y ahora está pendiente de unas nuevas pruebas de ADN que determinarán la responsabilidad del hombre acusado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.