Por Waldo Fernández.

Una de las problemáticas que hoy en día lastiman a nuestra sociedad, es sin duda, la desaparición de personas. En cualquiera de los escenarios posibles de este lamentable hecho, se vuelve una nebulosa no sólo social, también es una problemática en derechos humanos.

Las cifras son alarmantes y desgraciadamente cada vez más crecientes. A estas alturas, existen denuncias por más de 40 mil personas desaparecidas de acuerdo con la Comisión Nacional de Búsqueda; además, las autoridades cuentan con el registro por huella dactilar de 36 mil 708 personas fallecidas sin identificar.

Es urgente realizar políticas públicas necesarias y útiles para poder enfrentar esto; brindar el derecho legítimo que tiene cualquier persona de saber dónde están sus familiares, ya que aparte de tener que padecer los efectos de la delincuencia y la violencia en nuestro país, es inhumano tener el gran dolor de no saber el paradero de sus seres queridos.

Por lo anterior, y entendiendo la gravedad de este asunto, el Gobierno de Nuevo León se convirtió en el primer y único estado en el país que firma un convenio con la Secretaría de Gobernación para la búsqueda de personas desaparecidas, donde se otorgará un subsidio de 11 millones por parte de la federación y 11 millones más que pondría el Ejecutivo Estatal.

Un total de 22 millones de pesos son los que se destinarán para la Comisión Local de Búsqueda de Personas Desaparecidas en el Estado, con la finalidad de que las asociaciones o colectivos de familiares, puedan seguir con la lucha para encontrar a sus familiares.

Este convenio pone de manifiesto la buena voluntad política de trabajar en colaboración por parte del Gobierno Federal y el estado de Nuevo León, comprometiéndose con las familias neoleoneses que desde hace mucho tiempo soportan esta incertidumbre.

Es imperativo buscar una reconciliación con todas y todos los mexicanos. Desde hace mucho tiempo existe una deuda por parte de todas las instituciones, gobiernos y sexenios, con las familias de México en el tema de la violencia, por lo que estas acciones significan un paso firme y humanista para la Justicia de nuestro país, empezando con nuestro estado, con la finalidad de terminar o disminuir estas “búsquedas dolorosas”. Así Nuevo León, tiende la mano a las familias de desaparecidos…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.