El golpe de calor es un trastorno ocasionado por el exceso de calor en el cuerpo, generalmente como consecuencia de la exposición prolongada a altas temperaturas o del esfuerzo físico en altas temperaturas. Manuel de la O Cavazos, secretario de Salud en el estado refirió que el golpe de calor es la forma más grave de lesión por calor y puede ocurrir si la temperatura del cuerpo alcanza los 40°C o más. Esta afección es más frecuente en los meses de verano.

“El golpe de calor requiere tratamiento de urgencia. El golpe de calor sin tratar puede dañar rápidamente el cerebro, el corazón, los riñones y los músculos. El daño empeora cuanto más se retrasa el tratamiento, lo que aumenta el riesgo de sufrir complicaciones graves o la muerte.”

Algunos de los signos y síntomas del golpe de calor son una temperatura corporal elevada, alteración del estado mental o del comportamiento, alteración en la sudoración, náuseas y vómitos, piel enrojecida, respiración acelerada, frecuencia cardíaca acelerada y dolor de cabeza.

Aunque todas las personas corren el mismo riesgo, las más propensas a padecer este tipo de enfermedades son los menores y las personas de la tercera edad.

“El golpe de calor se puede predecir y evitar tomando como medidas el uso de vestimenta holgada y liviana, protegerse contra las quemaduras solares, beber mucho líquido, tomar precauciones adicionales con determinados medicamentos, no dejar a alguien olvidado en un automóvil estacionado.”

“Tomar las cosas con calma durante los momentos más calurosos del día, aclimatarte y tomar precauciones si la persona cuenta con algún riesgo mayor.”

Durante las épocas de intensas temperaturas es común que las mascotas puedan sufrir golpes de calor, como dueños debemos tener presente los síntomas y pasos a seguir, debido a que si no es detectado a tiempo podría ocasionarles la muerte.

Los perros y gatos no tienen la misma capacidad del humano para regular su temperatura corporal, el golpe de calor sucede cuando sus capacidades se ven rebasadas y generan mayor calidez de la que expulsan, ya que ellos transpiran por medio de su boca, dificultando su labor.

Para evitar que esta situación ocurra lleva a cabo los siguientes consejos, como el de no dejar a la mascota bajo el sol, ni viajar con ellos en vehículos sin ventilación, hacer paradas con sombra para descansar, no dejarlos hacer ejercicio excesivamente, mantenlos constantemente hidratados y llevar suficiente agua, mantente al pendiente de su estado físico y déjalos meterse a fuentes o ríos para que se refresquen.

Enfermedades intestinales

Ante el intenso calor que se pronostica, la Secretaría de Salud exhortó a la ciudadanía a tomar las debidas precauciones. Manuel de la O Cavazos, titular de la dependencia, Explicó que en toda esta temporada las enfermedades diarreicas y los cuadros de deshidratación se incrementan en un 10 por ciento.

Para esta semana, las autoridades han señalado que la temperatura estaría llegando de nueva cuenta a los 40 grados centígrados. El funcionario estatal recomendó a las familias estar pendientes de niños y adultos mayores ya que es este sector de la población quién está más propenso a ser víctimas de este tipo de enfermedades.

“El calor nos ocasiona deshidratación que se manifiesta con boca seca y dolor de cabeza, sobre todo hay que cuidar a los niños y adultos mayores, hay que consumir mucho líquido, hay que estar en lugares frescos, utilizar bloqueador solar, ya que el sol es la causa de cáncer de piel.”

“Es importante lavarse las manos y mantener los alimentos en refrigeración para evitar contraer enfermedades gastrointestinales, que se manifiestan con vómito y diarrea y pueden producir deshidratación.”

El Secretario resaltó la importancia de no automedicarse y de siempre acudir con un médico especialista para tratar los síntomas que el enfermo presente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.