Tras confirmarse la renuncia de Jorge Longoria de la Agencia Estatal del Transporte, el Senador Víctor Fuentes Solís se congratuló por la noticia pues dijo que fue un servidor público incompetente.

“Es inaceptable e indignante que a pesar del pésimo trabajo de Jorge Longoria al frente de la Agencia Estatal de Transporte, el Gobernador Jaime Rodríguez lo arrope ofreciéndole otro puesto. Su pésima gestión merece una consecuencia administrativa e incluso penal, no un premio.”

“No sólo validó públicamente el tarifazo sino que también fue acusado de desvío recursos por 58 millones en 2016 y 2017 originalmente destinados a apoyos a adultos mayores, personas con discapacidad y estudiantes. Y además entregó concesiones a 15 empresas sin licitación.”

Fracasó en el sistema de identidad cromática para taxis, en el Sistema de Señalamiento Alfanumérico de calles y avenidas, en poner fin a la pugna entre taxis y Uber, en el patrullaje para vigilar las unidades de transporte y en la revisión de condiciones técnicas y mecánicas de camiones, dijo Fuentes Solís.

No es suficiente

Para la Asociación “Únete, Pueblo”, la destitución no garantiza una mejoría para el transporte público a menos de que se acaten directamente las problemáticas que la agencia lleva rezagando a lo largo del año. Montalvo negó que Longoria haya dejado buenos números.

“Los buenos números han de ser de su economía personal. Buscamos que haya una auditoría en la Agencia del Transporte para conocer las condiciones en que la está dejando, los quebrantos que ha realizado.”

Además de no haber fungido como autoridad para la agencia, destacó que recientemente la COTAI había sancionado a Longoria tras no haber refrendado la información solicitada en lo que respecta al Plan Sectorial de Transporte y Vialidad, así como el procedimiento de elaboración, anteproyecto del Plan o modificación, entre otros.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.