La Comisión Nacional de los Derechos Humanos aseguró que se mantendrá vigilante para evitar que se violenten los derechos de los migrantes en la frontera sur de México, tras el acuerdo con Estados Unidos para suspender aranceles.

El ombudsman Luis Raúl González Pérez dijo que el organismo verificará que las medidas se apliquen conforme a la ley y en el marco del respeto a las garantías individuales.

“(La CNDH) verificará que haya protocolos y un exhorto para que no se entienda una medida de que el envío de estas fuerzas sea una política de priorizar la seguridad nacional por encima de la seguridad humana.”

González Pérez indicó que México debe reforzar sus capacidades para atender a los migrantes, pues no debe caer en la misma militarización que Estados Unidos lleva a cabo en su frontera sur.

“Cualquier intervención de cualquier autoridad debe ser conocida por la autoridad migratoria. ¿Lo pueden auxiliar otras autoridades, como en este caso la Guardia Nacional? Sí, pero desde luego en auxilio, previniendo violaciones a derechos humanos y poniendo en el centro una política humanitaria y no una política de seguridad nacional.”

Convocarán a reunión con Centroamérica

El titular de la CNDH adelantó que se convocará a una reunión entre las comisiones de derechos humanos de países centroamericanos y la Secretaría de gobernación, para afinar detalles sobre las medidas.

Personal de la dependencia se mantiene en la frontera sur por acusaciones de violaciones a los derechos de los migrantes.

Foto propiedad de: Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.