El Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Causabón, reconoció este domingo que el Gobierno de México no logró salir plenamente favorecido con el acuerdo para evitar los aranceles a productos nacionales, pero explicó que “se salió con la dignidad intacta”.

En su mensaje durante el Acto por la Dignidad convocado por el presidente Andrés Manuel López Obrador el canciller indicó que lo más importante fue lograr la suspensión del gravamen, con el compromiso de Estados Unidos de apoyar el Plan de Desarrollo Regional que promueve AMLO en el sur de México y Centroamérica.

“Al final del día no podemos decir que ganamos todos los puntos que México planteó, porque no sería honesto decirlo. Sí logramos cosas (…) No hay tarifas el lunes. No ganamos todo, pero sí ganamos que no haya tarifas. No hay tarifas presidente y salimos con la dignidad intacta.”

Ebrard abundó en los compromisos logrados por la comisión de México, entre los que destacan el registro de todos los migrantes de Centroamérica que ingresen al país, para que sigan su proceso de asilo en Estados Unidos en territorio nacional.

“Nos comprometimos a que quienes estén en México nos lo digan lo registremos y sea un proceso ordenado y ellos se comprometieron a respetar derechos y apoyar el plan de desarrollo integral de AMLO en Centroamérica.”

El canciller destacó que, de haberse impuesto el arancel, hasta 900 mil empleos se habrían perdido.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.