La probabilidad de lluvias, de fuertes a intensas, prevalecerá durante las próximas horas, alertó Protección Civil Nuevo León. Miguel Ángel Perales, director del área, informó que la noche del lunes y madrugada del martes se registraron cuatro casos de personas arrastradas o en situaciones relacionadas con la acumulación de agua.

El exhorto a la población es a permanecer informado de las condiciones del clima y evitar cruzar corrientes, arroyos, canales, escurrimientos o encharcamientos.

“El pronóstico para hoy es que todavía va a permanecer la posibilidad de tormenta, descargas fuertes de agua, seguramente ya no sería tan agresiva; sin embargo, el pronóstico marca que son tormentas y lluvias fuertes. Exhortar a la comunidad a que evite cruzar ríos, arroyos, canales, corrientes, escurrimientos fuertes de agua, o encharcamientos.”

“Sabemos que Monterrey está expuesto, y el área metropolitana, a estas inundaciones repentinas, escurrimientos fuertes y de manera sorpresiva, pero así como llega rápido, rápido se va”, por lo que recomendó esperar en un lugar seguro, tienda de conveniencia, estacionamiento de un centro comercial o cualquier otro lugar que no represente riesgo.

Dijo que los encharcamientos y corrientes de agua duran alrededor de 20 a 45 minutos, por lo que la persona podría continuar hacía su destino en menos de una hora, sin necesidad de exponer su vida.

Aseguró que el personal de Protección Civil permanecerá en alerta y listo para atender cualquier situación o contingencia surgida del ingreso del frente frio numero 61 a la entidad, que trajo intensas lluvias al área metropolitana desde este lunes.

Entre las consecuencias reportadas está la de una patrulla de la Policía de Guadalupe que se dirigía a prestar auxilio, y que se quedó varada en el cruce de Pablo Livas y Loto, en la colonia Tres Caminos, sitio al que acudió Protección Civil.

También se rescató a una persona en situación de calle atrapada en su intento por cruzar la corriente en el canal de estiaje del Rio Santa Catarina, a la altura del Puente Zaragoza.

Un tercer episodio tuvo lugar en el área de Noria Norte, en Apodaca, donde una pareja de jóvenes que estaban dentro de un colector pluvial, fueron arrastrados un kilómetro y medio.

En Pesquería, una menor de nueve años fue arrastrada alrededor de 800 metros fue rescatada por vecinos.

“Todas las personas están bien, estables, fueron llevadas para revisión médica a algún hospital, algunos por síntomas de hipotermia, otros por abrasiones, raspones y golpes, pero están bien.”

En Monterrey, se reportó que el tercer nivel de Galerías Monterrey presentó goteras, encharcamientos y el colapso de parte del cielo falso. En forma simultánea, se registraron inundaciones en la plaza Punto Valle, en San Pedro.

Horas más tarde se un tramo de unos 20 metros de un muro de contención del centro comercial HEB ubicado en la zona del Uro, se colapsó por el reblandecimiento del suelo. Las estructuras que estaban sobre el muro y sostenían parte del techo también se dañaron. De acuerdo con Protección Civil del Estado, la caída de las estructuras provocó que el techo también se doblara en esa área.

En otro caso, la segunda planta de la casa, ubicada en la calle Miguel Barragán y Santos Degollado, en la Colonia Talleres, en Monterrey, quedó destrozada debido a la humedad. La familia de cinco integrantes tuvo que ser desalojada por personal de Protección Civil del Estado.

Además, se remolcaron miles de autos que quedaron varados en los pasos a desnivel, cuando sus conductores en forma imprudente intentaron cruzar sin precaución.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.