Irán no comenzará ninguna guerra en la región, incluso con Estados Unidos, pero responderá a cualquier amenaza, afirmó el presidente iraní, Hassan Rouhani, tras reunirse con el primer ministro japonés, Shinzo Abe, de visita oficial en Teherán.

“No iniciaremos ninguna guerra en la región ni contra Estados Unidos ni contra nadie, pero si se lanza una guerra contra Irán, daremos una respuesta aplastante”, dijo Rouhani de acuerdo con la agencia iraní de noticias ISNA.

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, se reunió este jueves en Teherán con el presidente Rouhani, y con el líder supremo de Irán, Alí Jamenei, a quienes exhortó a aliviar las tensiones regionales y mantener válido el pacto nuclear.

Rouhani aseguró que su país quiere mantener en pie el acuerdo nuclear de 2015 y que no iniciará una guerra con Estados Unidos.

“Una de las principales causas de la fricción en esta zona es la guerra económica de Estados Unidos contra el pueblo de Irán. El país norteamericano está imponiendo severas sanciones a los iraníes. Si se pone fin a esta guerra económica, ocurrirá algo extremadamente positivo para la región y para el mundo.”

Por su parte, el líder de la Revolución Islámica, Alí Jamenei, insistió que Irán no negociará con los Estados Unidos, y dijo al primer ministro japonés que no considera que valga la pena enviar un mensaje al presidente Donald Trump.

Jamenei reconoció los esfuerzos del primer ministro de Japón para mediar entre Teherán y Washington, pero dejó en claro que no tiene ninguna intención de hablar con Trump, entre otras cosas, porque no confía en él: “No considero a Trump una persona que merezca intercambiar mensajes con él, no tengo ninguna respuesta para él y no le responderé”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.