Una empleada de la Junta de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Irapuato (Japami) en Guanajuato fue despedida por tomarse una fotografía en una fuente de la plaza principal para conmemorar el Día Nacional del Pole Urbano.

De acuerdo con el alcalde panista Ricardo Ortiz, la servidora pública incurrió en una falta administrativa por su falta de respeto al “mobiliario urbano” y la infracción a las normas que rigen a todos los funcionarios según lo estipula el Código de Ética de los Servidores Públicos de Irapuato.

El despido fue considerado por algunos como un caso de violencia de género, acusaciones de las cuales se defiende el edil del Partido Acción Nacional reiterando que en ningún momento se faltó a los derechos o dignidad de la trabajadora y más bien se trata de un exhorto a los servidores, así como a la población para que actúen de forma respetuosa.

Ex servidora pública denuncia acoso tras despido

Rosy Ponce, la servidora pública que fue despedida de su cargo tras la difusión de una fotografía, se pronunció a través de su perfil en Facebook, donde reconoció que no había sido “la mejor decisión”.

Mediante una extensa publicación, Ponce explica que ha sido objeto de acoso y críticas y reveló que no se siente “protegida” y que no deseaba firmar su renuncia tras 8 años trabajando como asistente en el Japami, donde dijo: “he cultivado mi trabajo y he permanecido por mi desempeño”.

“Estoy dada de baja por una foto en la que me juzgaron con desconocimiento, hoy lloro porque no tuve derecho a réplica (…) he ofendido a esta sociedad y me disculpo, pero no me arrepiento de practicar una disciplina tan difícil, no merezco ser juzgada.”

Presentan queja por violencia de género contra Rosy Ponce

El caso de despido llegó hasta la Procuraduría de los Derechos Humanos del Estado de Guanajuato, la cual abrió un expediente y solicitó al Japami una explicación, así como la revisión a las expresiones que hizo el alcalde, destaca Periódico Correo.

El Grupo Unido de Madres Solteras brinda acompañamiento a la exfuncionaria por la denuncia que interpuso ante el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, acusando que el alcalde calificó a Ponce como una persona no moral e indigna de considerarse una servidora pública.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.