La Comisión Estatal de Derechos Humanos de Nuevo León hizo un llamado a las autoridades estatales y municipales, a efecto de que consideren que ninguna persona en situación de migración que transite por el Estado, puede ser detenida.

Lo anterior, por su condición, ya que ser persona migrante no es un delito, por lo que se deben garantizar los derechos humanos de quienes circulen por la entidad.

La Comisión advirtió que con dichas acciones sólo se provoca la discriminación y la xenofobia, en contra de las personas en situación de migración.

“La CEDH-NL estará muy atenta a los operativos anunciados y previo a ellos, buscará a las autoridades para conocer el desarrollo de los mismos”.

Por el contrario, el organismo exhorta a las autoridades a brindar atención y proteger los derechos humanos de este grupo en situación de vulnerabilidad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.