La Iglesia Católica de Monterrey salió a defensa de los migrantes que cruzan tierras regias porque “no es un delito tener esta condición, ni en el país, ni en el resto del mundo”.

Tras el anuncio del Gobernador Jaime Rodríguez Calderón de “cazar” migrantes y reportar a los que deambulen sin papeles, el arzobispo Rogelio Cabrera López dijo que “no se valen las cacerías de migrantes como las anunciadas en Nuevo León. Ser migrante no es un delito y estos sólo están de pasa en la búsqueda de mejoras para ellos y sus familias”.

Además, a decir del Arzobispo regio, es necesario que las autoridades tengan sensibilidad y empatía para este tipo de personas, las cuales circulan y viven en condiciones de calle durante largas jornadas. “Es importante que impere el respeto, que la autoridad no vulnere los derechos humanos en este actuar”.

Cabrera López ha impulsado en sus acciones el cuidar y velar por los migrantes y es por ello que invita a las autoridades a ser muy cautelosos en sus tomas de decisiones en los temas de migración.

Opinó que se trata de una situación que más que histórica, es entendible y hasta necesaria cuando en sus tierras de origen no encuentran las condiciones necesarias para poder salir adelante.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.