Más tardaron en retirar al comercio informal que ellos en regresar y operar de nuevo en las principales calles del primer cuadro de la ciudad.

Los comerciantes informales retaron al Municipio de Monterrey que durante mayo implementó una serie de operativos en contra de este tipo de negocios que se encuentran obstaculizando banquetas y calles, en perjuicio de la movilidad de peatones.

Los vendedores informales volvieron a apropiarse de calles como Juan I. Ramón, Colegio Civil, Garibaldi, 5 de mayo y 15 de mayo, entre otras. En las banquetas se pudieron observar nuevamente puestos de flores, arreglos para graduación, puestos de comidas, vendimia de ropa y otros productos.

Transeúntes entrevistados reprobaron totalmente estas acciones por parte de los puesteros y pidieron al municipio que ponga más “mano dura” en contra de ellos para que puedan respetar y circular libremente por las banquetas hoy invadidas.

“Cuando creíamos que al fin íbamos a poder caminar tranquilamente por las calles de Monterrey regresan estos señores y se adueñan de las calles nuevamente, nos duró muy poco el gusto”, expresó un peatón.

De acuerdo con el Municipio de Monterrey, los operativos continuarán hasta que los vendedores se sometan a los ordenamientos de la autoridad. Por último, también indicaron que ya se trabaja en aumentar las multas por este concepto, las cuales actualmente están entre 8 y 15 mil pesos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.