La administración del presidente Donald Trump alivió los recortes que anunció, de cientos de millones de dólares en ayuda a El Salvador, Honduras y Guatemala, pero dijo que no dará nuevos apoyos hasta que reduzcan la cantidad de migrantes que llegan a las fronteras de Estados Unidos.

El Departamento de Estado informó que permitirá que aproximadamente 400 millones, de más de 700 millones suspendidos inicialmente en marzo pasado, se gasten en proyectos que fueron aprobados en 2017 y 2018, de acuerdo con datos proporcionados por la Voz de América.

Agregó que esa ayuda económica será destinada a programas de salud, educación y alivio de la pobreza, así como a los esfuerzos contra la delincuencia, que muchos creen que influyen positivamente para reducir las salidas de migrantes desde esos tres países.

Sin embargo, el Departamento de Estado dijo que no habrá dinero adicional hasta que Estados Unidos esté satisfecho de que las tres naciones están realizando medidas concretas para reducir la migración.

El gobierno de Estados Unidos anunció, poco antes este lunes, que analizaba desviar cientos de millones de dólares en ayuda destinada a El Salvador, Guatemala y Honduras, debido a que esos países no detuvieron a los migrantes que buscan asilo en la frontera con México, como lo advirtió el presidente Donald Trump.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.