El titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transporte, Javier Jiménez Espriú, aseguró que sus palabras fueron mal interpretadas esta tarde y que él sí apoya al presidente en sus dichos sobre quienes promueven amparos contra la construcción del Aeropuerto “Felipe Ángeles” en la base militar de Santa Lucía.

En un mensaje en su cuenta de Twitter, el funcionario federal señaló que a su salida de Palacio Nacional fue cuestionado sobre la acusación lanzada por el presidente en cuanto a que los detractores del nuevo aeropuerto son, en realidad, personajes corruptos involucrados en la obra del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) en el Lago de Texcoco.

En ese sentido, Jiménez Espriú dijo que su respuesta fue positiva en cuanto al respaldo a la postura del Ejecutivo federal y no de rechazo, como recogieron diversas versiones periodísticas, entre ellas la de la agencia oficial Notimex.

“Esta mañana en Palacio me preguntó un reportero mi opinión sobre declaraciones del Presidente con relación a que hay corrupción detrás de los amparos contra el aeropuerto de Santa Lucía. Señalé: YO ESTOY DE ACUERDO CON EL PRESIDENTE”.

El mensaje del secretario de Comunicaciones fue retuiteado por el vocero de la Presidencia de la República, Jesús Ramírez Cuevas, quien acompañó la versión con un “sin comentarios”, insinuando una manipulación por parte de quienes consignaron el supuesto diferendo en el gobierno federal.

En las mismas polémicas declaraciones, Jiménez descartó su salida del gabinete presidencial y acusó que los rumores en torno a ese hecho salen “en un periódico de chismes”.

Foto propiedad de: Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.