Por Félix Cortés Camarillo.

Beyond the door

There´s peace I´m sure

And I know there´ll be no more

Tears in Heaven

Eric Clapton, Tears in Heaven

Una vieja tradición, aparentemente llegada de España, hacía que los padres quisieran conservar los zapatos con los que sus hijos habían dado sus primeros pasos, una vez que los piececitos habían requerido calzado más grande, eternizados en bronce. Eventualmente, los más pudientes, en oro. Nunca supe a ciencia cierta cuál era el procedimiento para lograr esos pequeños trofeos de vida. Siempre creí que con una lata de pintura en aerosol se podía cubrir la piel original con la apariencia del color deseado, pero aparentemente lo que se hace es fundir o forjar una réplica exacta de los dos zapatos en lámina de bronce sólida; no lo sé.

Tengo la impresión de que la práctica ha caído en desuso, por lo menos en la capital del país; lo cual carece de importancia.

Lo que tiene una gran importancia es que algunos de los padres que hace diez años, el diez de junio de 2009 perdieron a sus hijos pequeñitos en el incendio de la guardería ABC de Hermosillo, Sonora, quisieron a diez años de distancia recordar, y recordárnoslos, a sus hijos, precisamente con los zapatitos de bronce.

Sobre el Paseo de la Reforma, exactamente frente al edificio central del IMSS hay un “antimonumento” que recuerda la tragedia: unas letras ABC en color pastel, el número 49 que es el número de los niños muertos y la leyenda “Nunca Más”. Al pie de estas piezas fueron colocadas 25 réplicas en bronce de los zapatitos.

Antier, a una hora que nadie se percató, ni los transeúntes de Paseo de la Reforma, ni la policía preventiva, ni los guardias que deben vigilar permanentemente el edificio del Seguro, siete de esos pares de zapatos fueron robados con el supuesto fin de vender el bronce. Para llevárselos, los cacos tuvieron que usar por lo menos cinceles de acero u otra herramienta, a fin de arrancarlos de su cimentación, así haya sido débil, pero haciendo el ruido correspondiente.

Del Paseo de la Reforma –y de muchas otras calles y plazas de México– han sido sustraídos fragmentos de estatuas de próceres históricos, placas que los recuerdan y hasta la estatua entera de Morelos de la carretera México-Cuernavaca. El mercado de compradores de metales chuecos compra ciegamente cómplice lo que le lleven.

Pero esto es distinto y tiene unas connotaciones éticas y sociales diferentes. Dice el presidente López que los ladrones mexicanos delinquen por necesidad, por falta de apoyos y oportunidades, por no tener escuela o trabajo.

Indudablemente, lo que no tienen es madre.

PILÓN.- Menos de un minuto y un par de centenar de acarreados fueron suficientes para cancelar, en voto a mano alzada, un proyecto de transporte público que afecta a cuatro importantes municipios conurbados de Durango y Coahuila. Conducidos magistralmente por el presidente López, unas tres mil personas respondieron alzando la mano para cancelar el metrobús de La Laguna, para darle servicio a más de un millón de habitantes de Torreón y Matamoros en Coahuila y sus vecinos Gómez Palacio y Lerdo en Durango. Tran tran: el pueblo sabio hizo lo que López quería.

El sistema de voto a mano alzada es una burla a toda democracia. Hoy es un metrobús, mañana un aeropuerto. El 21 de marzo la permanencia de un presidente.

Aguas.

felixcortescama@gmail.com

1 COMENTARIO

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.