Oficiales de la Secretaría de Seguridad Pública de Linares, detuvieron un camión de carga, que transportaban a más de 75 migrantes centroamericanos. Los ilegales, estaban siendo trasladados en la caja de un tráiler como si fueran ganado, todos amontonados.

Fue una llamada anónima, la que alertó a las autoridades sobre la presencia de personas viajando en la caja de un tráiler Kenworth, color verde cubierta con una lona. Como no sabían si eran ilegales, los policías preventivos, procedieron a interceptar el vehículo de quinta rueda. Al revisarlo, se percataron que la caja del tráiler había sido adaptada en dos pisos, para trasladar personas en la primera planta y la segunda. Entre las personas que viajaban se encontraban menores de edad, mujeres y varones.

Los centroamericanos llegaron hasta la región citrícola, donde las autoridades locales, decidieron aportar un autobús para poder darles un trasladado más digno. Los hechos ocasionaron la movilización de unidades de Fuerza Civil, la Secretaría de la Defensa Nacional, quienes resguardaron la zona.

Mencionaron que las personas provenían de El Salvador, Guatemala y Honduras, entre otros países centroamericanos. Los afectados pretendían llegar hasta la frontera de Tamaulipas, para buscar pasar a los Estados Unidos.

Las autoridades detuvieron al conductor del tráiler, quien es investigado, por el tráfico de personas, y fue puesto a disposición de la Fiscalía General de la República, donde se deslindarán responsabilidades.

Los ilegales fueron trasladados al Instituto Nacional de Migración con sede en Monterrey, de donde posteriormente, serán traslados a la ciudad de México y luego a sus países de origen.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.