Donald Trump ordenó y luego suspendió un ataque militar contra Irán, en el marco de un día lleno de tensiones entre ambos países. Al filo de las 7 de la tarde, hora de Washington, fuentes del gobierno norteamericano aún esperaban que se realizara el ataque.

Trump habría incluso seleccionado varios blancos en suelo iraní, tales como puestos de radar y baterías de misiles. La operación ya se encontraba en sus fases iniciales, según reveló The New York Times.

Aeronaves y barcos norteamericanos se encontraban tomando sus posiciones, pero ningún misil se lanzó antes de que llegara la orden de no realizar la operación.

De momento, se desconoce el motivo que orilló a Trump a cambiar de decisión, prácticamente de último minuto.

Tampoco se ha realizado ningún comentario o explicación ante los medios norteamericanos de estas decisiones, ni de si estas operaciones en contra de Irán se han suspendido definitivamente o no.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.