Miguel Barbosa, gobernador electo de Puebla, anunció el retiro de los guardaespaldas de seis exgobernadores poblanos: José Antonio Gali Fayad, Mario Marín Torres, quien se encuentra prófugo de la justicia; Melquiades Morales Flores, Manuel Bartlett Díaz, Mariano Piña Olaya y Guillermo Jiménez Morales.

La escolta de cada exgobernador está integrada por 8 elementos, cada uno de los cuales cobra un sueldo de 10 mil pesos mensuales, por lo que al año se erogan 960 mil pesos.

De acuerdo con e-consulta, el gobernador morenista dijo que la protección vitalicia a los exgobernadores se aprobó durante el sexenio del difunto gobernador panista, Rafael Moreno Valle, es decir hace siete años, por lo que una sola escolta ha significado una erogación al erario de 6 millones 720 mil pesos.

La medida forma parte de la denominada Ley de Austeridad que Miguel Barbosa impulsa en Puebla y que se extenderá a exfuncionarios de la administración pública, además incluye un ajuste al número de plazas de cada dependencia.

Ley de Austeridad pegará a escoltas de exgobernadores

Luis Miguel Barbosa adelantó que presentará un decreto para derogar los artículos del Título Décimo de la Ley de Seguridad Pública que facultaba a los exgobernadores a disponer de un servicio de escoltas, por lo que únicamente el gobernador y los servidores públicos en funciones dispondrán de seguridad, pero reducida.

El Sol de Puebla destaca que en el Congreso estatal se han presentado dos iniciativas para retirar el servicio de escoltas a exgobernadores: el de la diputada Leonor Vargas, quien solicitó reasignar las escoltas a periodistas y defensores de derechos humanos; mientras la del diputado Arturo de Rosas solicitaba que el servicio sólo se mantuviera durante seis meses.

Foto propiedad de: Mireya Novo / Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.