El fundador de Microsoft, Bill Gates, aseguró que los sacrificios son necesarios para quienes emprenden proyectos, añadiendo que él llegó a los extremos de trabajar sin vacaciones y durante los fines de semana.

En un evento celebrado con líderes empresariales, el multimillonario indicó que “no creía en los fines de semana”.

“Realmente es cierto que no creía en los fines de semana; no creía en las vacaciones. Conocía la placa de matrícula de todos, por lo que les podría decir en el último mes que su tarjeta entró y salió del estacionamiento”, añadió.

Gates aseguró que durante sus 20 años trabajó duramente, relajándose un poco a sus 30 años pero manteniendo el régimen de no vacaciones y no descansos.

“Tengo una opinión bastante dura de que debería haber un gran sacrificio durante esos, los primeros años, particularmente si estás tratando de hacer algunas cosas de ingeniería para tener la viabilidad”, aseveró.

Sin embargo, reconoció que el trabajo “extremadamente duro” no es para todos.

Al final indicó que su mayor error fue no haber configurado Android, pues esa mala decisión “le costó 400 mil millones de dólares”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.